domingo, 29 de mayo de 2011

Gil Scott-Heron


No te podrás quedar en casa, hermano
No podrás enchufar, encender y desenchufar
No podrás perderte en la heroína y evadirte
Ni ir a por una cerveza durante los anuncios
Porque la revolución no será televisada

La revolución no será televisada
La revolución no te llegará por Xerox
En cuatro partes, sin interrupciones de los anuncios
La revolución no te mostrará imágenes de Nixon
Tocando una corneta y dirigiendo una acusación contra
John Mitchell, General Abrams y Spiro Agnew con tal de comerse
Unas morcillas confiscadas en un santuario de Harlem
La revolución no será televisada

La revolución no te llegará por el
Schaefer Award Theatre, ni por las estrellas Natalie
Woods o Steve McQueen, ni Bullwinkle y Julia.
La revolución no le dará sex appeal a tu boca
La revolución no te quitará las agujetas
La revolución no te hará lucir cinco libras más delgado
porque la revolución no será televisada, hermano.

No habrá imágenes de Willie Mays y tú
Empujando aquel carrito de compras cuesta abajo en una carrera desesperada
O tratando de deslizar aquel televisor a colores dentro de una ambulancia robada

La NBC no podrá predecir al ganador a las 8:32
Ni informar desde 29 distritos
La revolución no será televisada

No habrá imágenes de policías disparándoles
A sus hermanos en 
la repetición de la jugada.
No habrá imágenes de policías disparándoles
A sus hermanos en la 
repetición de la jugada.
No habrá imágenes de Whitney Young siendo
sacado de Harlem en un vagón con un nuevo procedimiento de etiqueta
No habrá cámara lenta ni instantáneas de Roy Wilkens
Patinando a través de Watts en un liberador mono deportivo rojo, negro y verde
Que él había guardado justo para la ocasión propicia.
Green Acres,The Hillbillies of Beverly y Hooterville Junction
No serán más tan puñeteramente relevantes, y
Las mujeres no se interesarán más por sí Dick finalmente estuvo de acuerdo
con Jane en Search for Tomorrow porque los negros
Estarán en la calle persiguiendo un día más brillante
La revolución no será televisada.

No habrá titulares en el noticias de las once
Ni tampoco imágenes de mujeres liberales con los brazos peludos
Ni de Jackie Onassis sonándose la nariz
El tema de la canción no será escrito por Jim Web,
Ni Francis Scott Key, ni será cantado por Glen Campbell, Tom
Jones, Johnny Cash, Englebert Humperdink, o los Rare Earth
La revolución no será televisada.

La revolución no ocurrirá justo después de una noticia
Sobre un tornado blanco, un relámpago blanco o un hombre blanco
No tendrás que preocuparte por una paloma
en tu habitación, ni por un tigre en tu maletero ni por un gigante en tu inodoro
La revolución no será mejor con Coca-Cola
La revolución no luchará contra los gérmenes que podrían causar mal aliento
La revolución te pondrá en el asiento del conductor.

La revolución no será televisada.
No será televisada, no será televisada
La revolución no se postulará otra vez
La revolución será en vivo.




domingo, 15 de mayo de 2011

9 DE MAYO, DÍA DE EUROPA

 El día 9 de mayo de 1950, el Ministro Schuman, presentó una propuesta para construir una Europa unida por la paz.

Su plan era empezar por un paso pequeño pero muy importante: Crear una institución europea que administrara las materias primas que en aquella época eran fundamentales para hacer la guerra: el carbón y el acero. Si se controlaban esas industrias no podría volver a ocurrir una guerra y habría paz.
Así empezó la historia de la Unión Europea, buscando la paz.

Para recordar ese primer paso, en 1985 se decidió que el 9 de mayo se celebre el día de Europa


La  bandera europea, es el símbolo de la unidad y la identidad de Europa


Todos somos europeos

domingo, 8 de mayo de 2011

DÍA INTERNACIONAL DE LA ÓPERA

Pequepiratas celebra hoy 8 de mayo, el día internacional de la ópera.


¡No te  lo pierdas!

sábado, 7 de mayo de 2011

LOS GUSANOS DE SEDA

EL GUSANITO DE SEDA



Un gusanito blanco, vivía en la morera
y lo llamaban Gusano de Seda.
Le gustaban las hojas, era muy glotón,
en poquitos meses se hizo mayor.
Con su fina seda tejió un capullo
y aquel gusanito, sonrió con orgullo.
Cuando terminó, estaba cansado;
dentro del capullo se quedó acostado.
Después de un tiempo de haber dormido,
en una mariposa se había convertido.
Extendió sus alas, se desperezó,
y así muy contenta el vuelo emprendió.
Llegó la hora de poner los huevos,
así la historia empezará de nuevo.
De ellos nacerán otros gusanitos
que harán la seda de tus vestiditos.
ninecuentos.weblogs.com

INVESTIGAMOS SOBRE LOS GUSANOS DE SEDA

El gusano Gusi:

Las aventuras de Herman: